lunes, 23 de septiembre de 2013

Marketing y realidad

Hoy día tenemos una exposición política/mediática impresionante.

Mas allá de los imitadores que se pueden ver en el programa de Jorge Lanata (que son excelentes), los verdaderos intérpretes no paran de mostrarse y muchas veces parecen no darse cuenta que en lugar de mostrarse se exponen abiertamente.

Sergio Massa hace campaña como alaternativa mientras apuesta a que la gente no tenga memoria de sus inicios como juventud de la conservadora UCeDe, luego su salto al PJ que en ese momento era liderado por el hoy denostado Carlos Saúl Menem y de ahí se abrojó al pejotismo que tuviese la batuta. No es extraño que hoy se muestre como una alternativa del peronismo, el muchacho empezó como "liberal" de Alsogaray pero no es boludo y mutó a justicialista, por eso no le tiembla el pulso a la hora de tirarse en contra de la cabeza ejecutiva que lo apañaba (tiene lo mejor de los dos mundos, por un lado es conserva y por el otro es peroncho).

El pobre Nac&Pop de Insaurralde (también con orígenes en la UCeDe) trata de jugar un par de fichas para conseguir algo de apoyo y desde el Think Tank oficialista (Carta Abierta) lo tiran al bombo por sus declaraciones. El apoyo del motonauta parece que no alcanza (sin importar que el manco cuente con el aval que nunca tuvo en los últimos 10 años). Parece que al ñato le tocó bailar con la más fea.

En CABA están de fiesta Pino y Lilita. Se juntaron el hambre y las ganas de comer. Tenemos un eterno crítico pero que después vota lo que le pongan en frente y una denunciante compulsiva que se opone a cualquier propuesta por deporte.

Del resto ¿qué tenemos? Un malón más desorganizado que el mencionado previamente.

Acá todos se quieren presentar como continuidad o alternativa pero nadie tiene los huevos bien puestos como para decir "yo voy a proponer políticas de estado que van a perdurar más allá de mi paso"

Como pelotudos que somos, estamos obligados a votar (al pedo, pero hay que hacerlo) teniendo que elegir a una runfla de inútiles, oportunistas e incompetentes cuya única propuesta es "seguir con el modelo", "a la mierda con el modelo" o "mantener lo bueno y descartar lo malo". A todo esto, ninguno habla de hacer las cosas necesarias para volver a darle crédito al primer artículo de la Constitución Nacional. Ese artículo dice: "La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal". Desde que tengo uso de memoria se han pasado el primer artículo por el culo. ¿Qué mierda podemos esperar de los que vienen después? Hasta ahora no zafó nadie. Pasaron radicales y justicialistas tanto por la primer magistratura como por distintos cargos legislativos y todos ellos se han cagado en lo concerniente a lo que es representativo (la gente los votó porque esperaban que hagan algo determinado y no lo hicieron), republicano (no existe la República porque hoy pareciera que está mal visto - para el oficialismo - la independencia de poderes) y federal (esa palabra es un chiste en la Argentina, lo único federal que queda es el jabón, porque si hablamos de provincias y municipios, se las arreglan como pueden).

No merecemos este país, permitimos que destruyan nuestro país, cosa muy distinta.